Los disfraces de Halloween lo harán sonreír

¡Basta de vampiros o princesas! Este año, ayude a su hijo (o ayúdese a usted mismo) a destacarse en la multitud con un disfraz hecho por usted mismo con temática de salud bucal.

  • El Hada de los dientes. Si asistió a algunas fiestas de Halloween o presentaciones de danza, es posible que ya tenga todos los elementos necesarios para este disfraz: un tutú, alas de hada, una varita, y una diadema o corona. Dibuje la forma de un diente en una camiseta y el disfraz está listo. Use mucho brillo para agregar un bonus.
  • Diente. Dibuje dos dientes grandes en una cartulina o un cartón blanco; luego, pegue tiradores para colgar en los hombros en la parte superior de cada diente para hacer un disfraz tipo sándwich. Si le gustan las bromas, dígale a su hijo que haga un meneo al golpear la puerta; ¡eso es un diente movedizo!
  • Pasta dental. Escriba el nombre de su pasta dental favorita de manera vertical en una camiseta larga o vestido de color blanco. Para hacer la tapa de la pasta dental, use una pantalla o un pequeño bote de basura de plástico (preferentemente uno nuevo).
  • Hilo dental. Este disfraz también se puede hacer fácilmente en el hogar con una caja de cartón y mucha cuerda. Invente un gusto creativo para el hilo dental y escríbalo en la caja.
  • Dentista. Todo lo que necesita para este disfraz es una camisa abotonada larga de color blanco o una bata de laboratorio y una mascarilla. ¡Los uniformes de hospital serán más cómodos! Puede sumar accesorios como guantes de látex, un cepillo de dientes e hilo dental. Bonus: Pregúnteles a las personas si han usado hilo dental regularmente.

Independientemente del disfraz que elija, seguramente obtendrá muchas sonrisas. ¡Feliz Halloween!


Imprimir artículo | Comparta este artículo